Aikido adultos

aikido

El Aikido es un arte marcial de origen japonés, que a pesar de ser relativamente moderno, conserva el autentico espíritu del BUDO tradicional japonés de los míticos samurais. Desde el punto de vista marcial, se puede definir como un arte de combate que permite defenderse sin armas contra uno o varios adversarios armados o desarmados. Sin embargo, el Aikido es mucho más que eso, es una filosofía de vida, un camino (DO) que busca el equilibrio entre mente y cuerpo, y la armonía por encima de todo. El principal objetivo de éste bello arte marcial es el crecimiento personal del individuo, como parte de la filosofía del Gendai Budo.

Es por eso que éste arte marcial es conocido mundialmente como “El arte de la paz”, ya que no busca en ningún momento el conflicto o la agresividad, sino disuadir cualquier acción violenta a través del estudio del equilibrio y la energía, permitiendo al experto en aikido, mostrarle a cualquier oponente lo inapropiado de su actitud a través de proyecciones y técnicas de inmovilización.

El aikido constituye una perfecta escuela de aprendizaje, experimentación y desarrollo de los valores morales y físicos tanto de adultos, como de niños. En definitiva podemos decir, sin lugar a error, que el aikido, a parte de un bello arte marcial, es un completo método de educación que aporta a sus practicantes los siguientes beneficios:

Físicos, mejora la salud mediante:

  • El desarrollo armonioso de todas las partes del cuerpo.
  • El aumento de la elasticidad y flexibilidad de las articulaciones.
  • La corrección de la columna vertebral y vicios posturales.
    El control de la respiración la relajación.

Técnicos, el aprendizaje de los movimientos y las diversas técnicas exige:

  • El estudio del equilibrio propio y el del compañero.
  • El conocimiento y utilización de la energía en beneficio propio.
  • El desarrollo de la percepción y los reflejos.

Morales: por respeto al espíritu de no-violencia (que caracteriza al Aikido) y al Bushido (código de honor tradicional de los samurais), el practicante adquiere y potencia valores como el respeto, la amabilidad, la educación, la bondad, el coraje, la modestia y el autodominio.

El Aikido está dirigido a todo el mundo, sin ningún tipo de distinción. Cada persona puede practicarlo a su conveniencia, en función de su edad, de su sexo y de sus posibilidades físicas, a condición de estudiar y practicar con continuidad y dedicación. Es por eso que la Asociación Cultural de Aikido Lucentum, plantea clases de adultos con un amplio horario y a varios niveles, para que todos podais practicar sin excusa:

  • Aikido Iniciación: para todos aquellos que empiezan en el mundo de las artes marciales o que llevan mucho tiempo sin practicar y quieren retomar el contacto con éste bello arte marcial.
  • Aikido Intermedio: Para aquellas personas que ya tienen algún tipo de experiencia en el aikido, o en otras artes marciales y que quieren evolucionar dentro del aikido y avanzar paso a paso en este camino.
  • Aikido Avanzado: Para todos aquellos que ya tienen experiencia sobrada dentro del mundo del aikido y de las artes marciales y quieren descubrir sensaciones nuevas a través de un trabajo más intenso y especializado en la práctica.

Si quieres conocer todas las posibilidades que tienes a lo largo de la semana, consulta la sección HORARIOS.