La etiqueta

La etiqueta en el AIKIDO

La etiqueta en el Aikido es el conjunto de normas que debemos seguir mientras nos encontremos en un tatami. A pesar de lo que pueda parecer, el riguroso seguimiento de la etiqueta es sumamente importante para la correcta práctica del Aikido. La etiqueta nos ayuda a distanciarnos de nuestra actividad del día a día y adoptar el estado mental adecuado para que el entrenamiento resulte provechoso. También nos permite mantener una correcta actitud de respeto que contribuye a evitar conflictos y lesiones.

Al estudiante que empieza alguna de estas normas pueden parecerle extrañas al principio pero a medida que progrese irá descubriendo su importancia. Si en algún momento no sabemos cómo actuar lo más seguro es seguir la norma universal “tal como vieres, actúa” o en todo caso, preguntar a nuestros compañeros que tienen la obligación de ayudarnos a respetar la etiqueta del Dojo. La práctica de la etiqueta en el Aikido se denomina reiho y está muy vinculada a las normas de cortesía japonesas así como a la profunda vocación religiosa de su creador, Morihei Ueshiba, y respetarlas ayuda también a actuar de acuerdo con el espíritu del Aikido tal como él lo concibió.

Formas de saludos

Seiza

En una correcta posición de seiza (sentado de rodillas), el practicante se sienta sobre sus talones, el dedo gordo del pie derecho puede cruzarse levemente por encima del izquierdo, pero no se cruzan los empeines de los pies. La espalda debe estar erguida, las rodillas ligeramente separadas, aproximadamente la anchura de tres puños. Ambas manos han de descansar levemente sobre los muslos. Las mujeres mantienen las rodillas juntas.

Seiza rei

Reverencia de rodillas en seiza. Un correcto seiza rei se realiza apoyando primero la mano izquierda con la palma hacia abajo por delante de la cara sobre el tatami, luego se apoya la derecha con el dedo índice y el pulgar tocando ligeramente los de la otra mano. Ambas manos forman asi un espacio triangular entre ellas. Luego se dobla la espalda hacia delante hasta que la nariz ocupe el centro del espacio triangular que se ha creado con las manos. Luego se recoge primero la mano derecha y seguidamente la izquierda volviéndolas a su posición.

El Seiza rei ante el kamiza, o santuario frontal, marca el inicio formal de la práctica. En la mayoría de las escuelas, antes de comenzar la práctica y al terminar la misma, se realiza la forma tradicional de la religión Omoto, de la cual Morihei Ueshiba era devoto, que consiste en dos inclinaciones, dos palmadas, y una tercera inclinación. En este caso las manos se mantienen con las palmas juntas. La mirada debe dirigirse hacia el tatami. Antes de iniciar un ejercicio, se saluda al compañero en seiza, en este caso, la reverencia no es tan abajo como ante el kamiza, y la mirada se dirige al frente, prestando atención a los movimientos del compañero.

Ritsu rei

Reverencia de pie ante el kamiza. Se realiza cuando se ingresa o se egresa del tatami. En posición erguida con los pies levemente separados, aunque en paralelo, las manos extendidas a los costados, se inclina un poco la cabeza y el torso superior, la vista hacia el tatami.

Es un saludo más frecuente que el Seiza rei al iniciar un ejercicio con un compañero, el ángulo de inclinación es menor que ante el kamiza, y la mirada se dirige al frente, prestando atención a los movimientos del compañero.

Tatehiza (Zaho)

Es una posición intermedia antes de sentarse en seiza. Se aplica, por ejemplo, cuando oficiando de uke en una demostración del Sensei, éste la detiene para realizar una explicación. Esta posición permite incorporarse rápidamente.

Se retrasa un poco el pie izquierdo, y se flexionan ambas piernas hasta apoyar la rodilla izquierda en el tatami, con los dedos del pie doblados en contacto con el tatami. El pie y rodilla izquierda hacen la base de un triángulo y el pie derecho su vértice opuesto. Se juntan ambos pies y se baja la cadera hasta reposar en el talón izquierdo. Las manos reposan en los muslos.

Etiqueta durante la práctica

Inicio de la práctica

Los kohai, practicantes, deben ingresar al tatami con tiempo antes de que el Sensei, maestro, entre en el mismo. Cuando el Sensei ingresa al tatami, los practicantes ya se encuentran sentados en seiza, mirando al kamiza, ordenados del más antiguo al más nuevo de derecha a izquierda y de adelante hacia atrás. En algunas escuelas el sempai, el practicante más antiguo, se ubica adelantado más o menos un metro de los demas, el primero por la derecha. El Sensei se ubica en seiza al frente, al comenzar el saludo gira por su izquierda hacia el kamiza y todos realizan el seiza rei. El Sensei vuelve a girar hacia la clase y, con un seiza rei pronuncia un saludo de comienzo, por lo general «onegaishimasu»: por favor. Los practicantes responden del mismo modo. Luego el Sensei indica ponerse de pie para comenzar la clase. En algunos casos el saludo lo dirige el sempai desde la derecha del tatami.

Durante la práctica

Respeta al fundador y sus enseñanzas, respeta al Dojo, respeta el material de entrenamiento y respeta a tus compañeros. Se practica en silencio y concentración, evitando bromas y comentarios. Es responsabilidad de cada estudiante cooperar para crear una atmósfera positiva de armonía y respeto. El practicante escucha las explicaciones del Sensei con atención y respeto, intentando aplicar sus instrucciones sinceramente. No hay sitio para la discusión en el tatami Un practicante no corrige ni da indicaciones a su compañero, mucho menos si este es más antiguo que él, solamente realiza su práctica lo mejor posible para que el compañero aprenda.

Está prohibido abandonar el tatami durante la clase excepto en caso de que te encuentres mal o de lesión, y siempre pidiendo autorización previa al Sensei. Nunca permanezcas de pie sobre el tatami sin hacer nada. En todo momento debes practicar o, en caso necesario, esperar tu turno sentado en seiza. Cuando el instructor marque el final de una técnica, deberás parar inmediatamente, saludar a tu compañero y volver a situación de seiza con tus compañeros.

Vigila tu higiene personal, la limpieza de tu Keiko Gi y la del Dojo. Colaborar en la limpieza del Dojo es una acción activa de agradecimiento y es responsabilidad del estudiante ayudar en esta labor como parte del camino de aprendizaje. Está prohibido cualquier tipo de joyería, incluyendo anillos y pendientes durante la práctica, pueden ser peligrosos para ti y para tus compañeros. Está prohibido comer, beber, fumar o masticar chicle tanto dentro como fuera del tatami durante la práctica.

Finalización de la práctica

A indicación del Sensei, los practicantes se sientan en seiza, mirando al kamiza, ordenados del más antiguo al más nuevo de derecha a izquierda y de adelante hacia atrás. El Sensei se ubica en seiza al frente, luego gira por su izquierda hacia el kamiza y todos realizan el seiza rei.

El Sensei vuelve a girar hacia la clase y, con un seiza rei pronuncia un saludo de agradecimiento, por lo general «domo arigato gozaimasu» (Muchas gracias). Los practicantes responden del mismo modo. Luego el Sensei indica ponerse de pie para dar por terminada la clase. Los practicantes se ponen de pie en orden, primero el más antiguo, y así hasta el más nuevo.

Etiqueta en la práctica con armas

Al ingresar al tatami con jo o bokken, se saluda con ritsu rei, o tachi rei, de pie. En algunas escuelas el jo se mantiene en la mano derecha pegado a la parte posterior del brazo, mientras en otras se lo presenta al kamiza con ambas manos mientras se realiza la reverencia. Si se trata del bokken se mantiene en la mano derecha con el filo, el lado convexo, hacia arriba y la punta hacia adelante.

Al comenzar la clase con jo o bokken, todos se ubican en Seiza como en la clase normal, con el jo o bokken a la derecha. Si se trata de un bokken se ubica con el filo hacia el practicante y la punta hacia atrás.

Cuando el Sensei gira por su izquierda hacia el kamiza, toma el jo o bokken con la mano derecha, llevándolo consigo, para volverlo a dejar a su derecha. Se coloca el buki en forma horizontal paralelo a las rodillas delante de cada uno y bastante alejado como señal de respeto y confianza y se realiza el seiza rei.

El Sensei gira por su derecha tomando el jo o bokken con la mano derecha y llevándolo consigo, para volverlo a dejar a su derecha antes del saludo a la clase. Al entregar el jo a otro compañero siempre se hace ofreciéndolo con ambas manos. Para entregar el bokken a otro compañero, lo hace sujetándolo con la mano derecha ofreciendo el mango o tsuka.

Al finalizar la clase se procede de la misma manera para el saludo final.